sábado, 31 de diciembre de 2011

Chelsea Bun

Llevaba mucho tiempo sin encender los fogones para hacer algo diferente y es que el mes de diciembre ha pasado volando y de repente, aquí estamos, a punto de empezar el 2012. Yo lo voy a despedir con algo dulce, no podría ser de otra manera. Es la primera vez que hago brioche, pero no será la última. Llevaba ya tiempo detrás de esta receta y al final, me animé a hacerla. Es perfecta para el desayuno o la merienda, acompañadito de un vasito de leche, un té o un café. La receta la he sacado del blog ¿Cuántas horas tiene el día?


Ingredientes

Para la masa
500 gr de harina
225 ml de leche
21 gr de levadura seca de panadero
50 gr de mantequilla
50 gr de azúcar 
1 huevo
1 pizca de sal

Para el relleno
Margarina para pintar la masa
2 manzanas
Canela al gusto
Azúcar moreno al gusto
Uvas pasas


Elaboración

En un bol mezclamos los ingredientes secos (harina, sal, azúcar y levadura). A continuación, añadimos el huevo batido, la mantequilla y la leche (que deben estar a temperatura ambiente). 

Mezclamos bien, en primer lugar con la cuchara de madera. Cuando ya tengamos la masa hecha, la volcamos en la mesa de trabajo enharinada y trabajamos la masa durante unos minutos. 

Con ayuda del rodillo hacemos un rectángulo de unos 50 cm x 30 cm (más o menos). Lo pintamos con la margarina líquida (o en crema), cubrimos con la manzana (previamente pelada y cortada a cubitos muy finitos), las uvas pasas, el azúcar moreno y la canela (al gusto).  


Con mucho cuidado vamos enrollando nuestro brioche hasta que formemos un cilindro. Cortamos láminas de unos 3 cm y los vamos disponiendo en un molde untado con mantequilla. Los huecos que queden libres se rellenarán durante el levado. Una vez cubierta la base del molde, lo cubrimos con un paño de cocina limpio y dejamos levar durante una hora. 

Introducimos en el horno precalentado a 200ºC y horneamos durante unos 20-25 minutos. 

Una vez fuera, pintamos nuestro brioche con un sirope hecho con azúcar y agua (yo usé media taza de agua y media taza de azúcar). 


Consejos:

1. Echad azúcar y canela sin miedo, yo creo que me quedé corta.

2. Es mejor hacerlo en un molde que no filtre el líquido (mi molde desmoldable está un poco viejito y se le salió todo el sirope creado por el azúcar, la mantequilla y el jugo de las frutas. Si no se le sale, lo empapa el brioche y está mucho más jugoso).

Y ahora sí... ¡Feliz año nuevo a todos mis seguidores y lectores! 

domingo, 18 de diciembre de 2011

Tortilla de brócoli y tomates cherry

Hace unos meses quedé con una amiga a la que hacía mucho que no veía, teníamos unas 8 horas para ponernos al día y decidimos empezar nuestra jornada con un buen desayuno en una terracita encantadora, disfrutando del sol (primaveral en aquel entonces). Cuando abrimos la carta las dos nos quedamos boquiabiertas, había una carta muy rica en dulce, en salado, en smoothies y granizados. Yo, que soy más de dulce en el desayuno, terminé pidiendo una mezcla de cereales, frutas y yogur líquido con miel y frutos secos (una delicia absoluta) y ella, que es más de salado, se pidió LA TORTILLA más colorida y bonita (y buena) que yo haya probado nunca. La tortilla en cuestión llevaba brócoli, pimiento, tomates cherry y un trocito de alcachofa. Yo me quedé con la tortilla en mi mente y hace poco la hice. Mi versión quedó menos esponjosa, supongo que la tenía al menos el doble de huevo pero estaba muy buena, me encantaron los cherry en tortilla.


Ingredientes

2 huevos
3 tomatitos cherry
4 ramilletes de brócoli
queso emmental
Aceite de oliva
sal y pimienta



Elaboración

Cocemos el brócoli. Reservamos 4 ramilletes. En un bol batimos los dos huevos y mezclamos con el brócoli, el emmental y los tomates cherry cortados por la mitad. Salpimentamos al gusto.

En una sartén, echamos un poco de aceite, cuando esté bien caliente, echamos la mezcla y hacemos nuestra tortilla por ambos lados.





domingo, 11 de diciembre de 2011

Crema de calabaza con almendras y tosta otoñal

En el concurso Fans de la cocina de Caprabo proponían para el mes de noviembre una receta otoñal. Para mí no hay nada más otoñal que una buena cremita y si es de calabaza, más aún. Además la acompañé de una tosta otoñal con setas, otro ingrediente de lo más otoñal. La cuestión es que resulté finalista, entre las cinco mejores y ahí es cuando entraron los votos. Estuve primera hasta media hora antes de medianoche cuando otra de las recetas empezó a subir y a subir y resultó ganadora. No gané pero me quedo con lo que importa, los votos y el apoyo de todos los que me consideraron ganadora y eso es lo más importante. Y para todos vosotros, la receta. 




Ingredientes 


Para la crema

1 trozo de calabaza 
½ cebolla 
1 patata 
Aceite de oliva 
Sal, jengibre 
8 almendras picadas 
aceite de oliva


Para la tosta
Queso crema 
100 gr de pan 
100 gr de setas 
Vino blanco 
50 gr de bacon 
30 ml de nata 
perejil 
Pan 


Elaboración 


Para la crema, rehogamos la cebolla bien picadita en un poco de aceite. A continuación, añadimos la calabaza pelada y cortada a trozos. Dejamos cocinar unos minutos. A continuación, añadimos la patata pelada, lavada y troceada. Añadimos agua caliente y sal y dejamos cocinar durante unos 15 minutos. Cuando la patata esté blandita, añadimos el queso y trituramos con la batidora hasta que obtengamos la textura deseada. Servimos nuestra crema y le echamos unos trocitos de almendra picada encima. 

Para la tosta otoñal, rehogamos un trozo de cebolla. Cuando esté transparente, añadimos las setas y el bacon. Rehogamos bien. Añadimos el vino, el perejil, sal y pimienta. Cuando esté todo hecho, añadimos la nata y reservamos. 

Tostamos el pan y cuando esté crujiente, lo untamos con queso crema y lo dejamos un par de minutos más tostando (en el tostador o en el horno). A continuación, cubrimos la tosta con nuestra mezcla de champiñones y bacon. 

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cookies con pepitas de chocolate blanco

En unas horas estaré cogiendo mi vuelo para Londres y estas galletitas se vienen conmigo, solo unas poquitas para el desayuno del jueves, que luego ya vendrán los cupcakes de la Primrose Bakery y de la Hummingbird Bakery. Muero de ganas de visitar Londres en Navidad...

Desde que compré las pepitas de chocolate blanco en The taste of America tenía en mente unas cookies de chocolate blanco, así que hoy que tenía algo de tiempo me he puesto manos a la obra. Son muy rapiditas de hacer y muy fáciles. Aunque visualmente han quedado un poco raras, su sabor es delicioso y adictivo. Estoy segura de que os encantarán.




Ingredientes
250 gr de harina
1 cucharada de levadura
120 gr de pepitas de chocolate
100 gr de nueces
125 gr de mantequilla La Asturiana sin sal
160 gr de azúcar
60 gr de leche
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal


Elaboración

La mantequilla y el huevo deben estar a temperatura ambiente, para ello hay que sacarlos del frigorífico unas dos o tres horas antes.

En primer lugar, mezclamos la mantequilla con el azúcar. A continuación añadimos la leche y el huevo, mezclamos bien.

En otro recipiente mezclamos el resto de los ingredientes, es decir, la harina, la levadura, la sal, las pepitas de chocolate blanco y las nueces.

Unimos ambas mezclas con ayuda de la paleta y dejamos reposar. Mientras tanto precalentamos el horno a 190ºC.

En una bandeja de horno ponemos papel vegetal. Sobre el papel vegetal con ayuda de una cuchara (si es de helado mejor) vamos depositando pequeños montoncitos de masa sobre la bandeja. Aplanamos con la cuchara y horneamos durante unos 9 minutos. Sacamos la bandeja de horno y dejamos que se endurezcan unos 5 minutos. Entonces, ponemos las galletas sobre la rejilla y dejamos enfriar.




Esta receta ha sido inspirado por el Monstruo de las Galletas

viernes, 2 de diciembre de 2011

Tarta de Queso (sin horno)

Sí, otra tarta de queso y seguro que habrá muchas más porque... ¡me encantan! Ésta especialmente, está deliciosa, tiene una textura maravillosa. Y una de las diferencias principales con respecto a las que he hecho últimamente, es que ésta no lleva horno (ni harina). 



Ingredientes
1 tarrina de queso de untar
3 c/s de azúcar
2 sobres de cuajada
2 huevos
½ litro de nata para montar
1 vaso de leche
1 paquete de galletas (menos 5 galletas)
125 gr de margarina



Preparación
Preparamos la base triturando bien las galletas y mezclándolas con la margarina derretida. Con esa masa formamos la base de nuestra tarta, que deberá quedar lisa. La metemos en el congelador o en el frigorífico mientras preparamos la tarta.

En un cazo ponemos a calentar la nata, la leche y el queso de untar y lo mezclamos bien. Mientras, batimos los huevos y en una tacita diluimos los dos sobres de cuajada. Cuando la nata, la leche y el queso hiervan, añadimos los huevos y la mezcla de la cuajada. Removemos bien la mezcla sin que llegue a hervir de nuevo.

Vertemos la mezcla en nuestro molde desmoldable y lo dejamos enfriar. Una vez frío, lo metemos en el frigorífico durante unas 4-5 horas (mejor si lo haces la noche anterior).

La servimos acompañada de mermelada de frutos rojos o la que más nos gusta.