martes, 29 de noviembre de 2011

Muffins salados a la carbonara

Llevaba tiempo con ganas de probar los muffins salados y aproveché el picnic (en el que hice la tarta de queso y frutos del bosque) para hacerlos. La verdad es que he probado anteriormente cake salados y me encantaron, pero ver un muffin, comerlo y que no sea dulce (aunque lo haya hecho yo mismo y sepa que de dulce no lleva nada), no me termina de convencer. Igualmente os dejo la receta porque al que le gusten los muffins salados, seguro que les encanta esta combinación que saqué del blog Cocinando para Lola. ¡Estaban bien ricos!


Ingredientes

250g de harina 
250 ml de leche 
1 huevo 
60ml de aceite de oliva 
1 cucharadita de Royal 
Una pizca de sal 
Pimienta negra recién molida 
Beicon en taquitos
1/2 cebolla pequeña picada fina 
2 cucharadas de nata 
Queso emmental




Elaboración

En una sartén rehogamos la cebolla y el beicon en un poco de aceite. Cuando esté transparente la cebolla, añadimos la nata y mezclamos bien. Salpimentamos y reservamos. 

En un bol mezclamos los ingredientes secos junto con el queso. En otro bol mezclamos los ingredientes líquidos y los unimos  a la mezcla de los ingredientes secos. Mezclamos bien. Añadimos a la mezcla el beicon y la nata y repartimos en los moldes. 

Horneamos a 190ºC durante unos 20 minutos. 


sábado, 26 de noviembre de 2011

Ensalada con granada, nueces y parmesano


Cocinar para uno es aburrido no, aburridísimo. En serio, si compro un brócoli, tengo brócoli para una semana. Si compro media piña, estoy 4 días comiendo piña. Si abro un paquete de galletas... ah no, que para comer galletas no necesito a nadie :) La cuestión es que en casa, sola, cocino y me esmero menos; además, tengo que comprar los ingredientes justos para que no se me pongan malos (que yo tirar, no tiro nada). Así que cuando fui a casa por el puente hice algunas cositas, ya que sabía que tenía consumidores. Esta ensalada fue improvisada, cuando vi granadas en casa no pude evitar abrir una, desgranarla y echarla en la ensalada. Probadla, es muy fácil de hacer y está deliciosa: Granada, parmesano, nueces y miel = éxtasis.



Ingredientes

Lechuga iceberg (o mezcla de lechugas)
1 granada pequeña
8 nueces grandes
lascas de parmesano
miel
aceite
vinagre de módena
sal


Elaboración

Lavamos y picamos la lechuga, escurrimos bien. La disponemos en la fuente elegida y cubrimos con los granos de granada.

Hacemos la vinagreta con el vinagre, el aceite y la sal y mezclamos con la lechuga.

Cubrimos con las nueces, las lascas de parmesano y unos hilos de miel.


Reedito esta entrada para pediros un MEGA FAVOR. Participo en un concurso de CAPRABO con una receta de crema de calabaza y almendra. Me han seleccionado entre los cinco mejores y necesito vuestros votos para recuperar la primera posición. Mil gracias!! Para votar, pulsar aquí

sábado, 19 de noviembre de 2011

Bunt Cake de chocolate blanco y nueces

Señoras y señores, mi primer Bund Cake. Bonito ¿verdad?, pues más bueno está :)


El otro día estuve en la tienda The taste of America, un paraíso para ir con el sueldo recién cobrado y con un mono de productos americanos (o ingleses). El resultado de la compra fue el siguiente: Una caja de cheerios crunchy (delicioso), una caja de infusiones de galleta, una bolsa de pepitas de chocolate blanco, una botella PRECIOSA de té verde con granada, unas galletas de menta y mi primer molde Bunt. No iba buscando nada en concreto, sabía que pecaría con cosas como las pepitas de chocolate pero no tenía ni la más mínima intención de comprarme ningún molde, y mira por dónde...


La cuestión es que me he pasado la semana buscando recetas de Bunt cakes, y con la cosa de ser el mes del bunt he encontrado muchísimas. Al final, me he decantado por la propuesta de Whole Kitchen en su número del mes de Noviembre modificándola un poquitín. Podéis ver la revista aquí. El resultado es un pastel delicioso, cuya textura me ha gustado tanto que ya estoy ingeniando la próxima receta. Hacedlo, os encantará.



Ingredientes
120 gr de chocolate blanco
4 huevos
225 gr de mantequilla
230 gr de azúcar
1 sobre de azúcar vainillado
365 gr de harina
240 ml de buttermilk
1 cucharadita de bicarbonato
50 gr de nueces
2 cucharaditas de esencia de vainilla






Elaboración

1. Separamos las claras de las yemas y las montamos a punto de nieve.

2. En un bol, derretimos el chocolate blanco en el microondas. Lo vamos parando y removiendo para que no se queme y se deshaga completamente.

3. En un bol batimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, hasta que se haga una crema. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Yo este paso lo he hecho manual y, aunque me ha costado bastante, al final he conseguido llegar a la textura deseada. (Bendito gimnasio). Añadimos las yemas batidas, el chocolate blanco y la esencia de vainilla.

4. Añadimos poco a poco, la buttermilk* y la harina con el bicarbonato, batiendo bien cada vez, hasta que hayamos añadido todo.

5. Cuando ya esté todo bien mezclado y no quede nada de harina, añadimos las claras y mezclamos muy muy bien sin batir demasiado. A continuación, añadimos las nueces bien picadas. (Yo no he añadido coco como hacen en la receta original porque no me gusta mucho).

6. Echamos la mezcla en nuestro molde previamente engrasado, siempre por un lado, dejando que la mezcla siga su "camino". Cuando terminemos, alisamos la masa con la lengüeta e introducimos en el horno precalentado a 175ºC durante unos 50 minutos.

*Yo he hecho mi buttermilk casera mezclando 240 ml de leche con el zumo de un limón pequeño durante 10 minutos.


¿Qué me ha enamorado del molde y de la receta?

- La forma, sale un pastel tan elegante...

- La facilidad para limpiarlo, engrasarlo y, sobre todo, para desmoldarlo. Una pasada.

- El uso del buttermilk le da una textura y una esponjosidad que rozan lo celestial :)

I LOVE Nordic Ware :)


miércoles, 16 de noviembre de 2011

Panna cotta de turron de chocolate

La primera vez que hice panna cotta, la hice con sabor a vainilla. Esta vez la he hecho con la primera tableta de turrón de chocolate de la temporada y ..¡qué rica! Eso sí, que no se os olvide que una panna cotta no es un flan, sino más bien una gelatina... Queda muy muy rico, y acompañada de nata, más aún.



Ingredientes 
350 ml de nata 
150 ml de leche
6 láminas de gelatina 
120 gr de turron de chocolate 
60 gr de azucar 
4 cucharadas de agua



Elaboración


Hidratamos la gelatina en agua durante unos 5 minutos. 
En un cazo ponemos la nata, la leche, el turrón de chocolate y el azúcar. Movemos bien para que se derrita el turrón. Cuando esté bien caliente, sin que haya llegado a hervir, echamos la gelatina bien escurrida. 
Mezclamos bien para que se disuelva. La mezcla no debe llegar a hervir. 
Servimos en cuencos individuales, dejamos enfriar durante unas 4-6 horas antes de consumir. La he decorado con nata de bote Central Lechera Asturiana (¡ñam!)



(Quería poner párrafos separados pero blogguer me hace el vacío y o me pone párrafos gigantes o frases muy pegadas, nada de puntos intermedios :( )

sábado, 12 de noviembre de 2011

Calamares en su tinta encebollados

Hace unos años, cuando vivía en Reims (Francia), fui a Vigo de intercambio con mis alumnos franceses. Allí nos acogió una profesora majísima que nos tuvo de visita por las Rías Bajas toda la semana. Fue una semana fantástica en todos los sentidos: mi primer (y único, por el momento) contacto con Galicia, vimos lugares fantásticos y los chavales se lo pasaron de lujo, además comimos como reinas: queso, vino, mariscos y pescados. Uno de los días, Maite nos hizo unos calamares encebollados que me dejaron loca, estaban tan buenos... Por fin me he atrevido a hacer yo una versión de calamares encebollados en su tinta y me han salido bien buenos.




Ingredientes (2 personas)*
10 calamares
1 cebolla
1 sobre de tinta de calamar
sal
pimienta
aceite
vino blanco

Para el puré:
Dos patatas pequeñas
Una cucharada de nata
Una nuez de mantequilla
Sal y pimienta

*En mi caso, para una persona dos veces. La segunda vez, los usé para hacer un risotto negro.



Elaboración

Picamos la cebolla en juliana y la ponemos a fuego medio en la sartén con aceite.

Mientras la cebolla se hace poco a poco, limpiamos los calamares por fuera y por dentro. Los cortamos en tiras de unos 3 cm.

Cuando la cebolla esté lista, añadimos la tinta y mezclamos bien. A continuación, añadimos los calamares, salpimentamos y añadimos el vino. Dejamos que todo se haga a fuego medio.

A la misma vez, en una olla coceremos las patatas ya peladas hasta que estén tiernas. Entonces, las colamos y las machacamos con la mantequilla y la nata y creamos nuestro puré. Salpimentamos al gusto.

Servimos en el mismo planto el puré y los calamares.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Mininapolitanas de chocolate

Hoy estamos de fiesta en Madrid, celebramos la Almudena. Y como la tarta de la Almudena no me gustó mucho cuando la probé el otro día, os dejo con unas mininapolitanas exquisitas. Son fáciles, rápidas y deliciosas. Os dejarán como reinas y reyes en cualquier desayuno o merienda. Además, son tan rápidas de hacer que puede ser algo totalmente improvisado y delicioso. Sólo tienen un problema: están tan buenas que crean adicción, será difícil parar de comer.


Ingredientes

1 lámina de hojaldre
Nutella o Nocilla
1 huevo

Elaboración

Disponemos la masa de hojaldre (yo suelo usar la fresca de Hacendado o de Lidl). Con un cuchillo hacemos tiras de unos 5 cm de grosor. 

Dejamos unos 2 cm del borde superior y con la ayuda de una cucharilla de postre disponemos la nutella en el centro del hojaldre. Enrollamos el hojaldre hacia abajo varias veces, cubriendo el chocolate y cortamos con el cuchillo. Repetimos el proceso hasta que acabemos con la masa de hojaldre. 

Untamos las napolitanas con huevo batido y las horneamos a 180ºC durante unos 20 minutos, hasta que veamos que el hojaldre ha subido y que empiezan a dorarse. 


sábado, 5 de noviembre de 2011

Quiche de espinacas, queso de cabra y nueces

¿Os gusta mi nuevo molde? Yo estoy enamoradita de él, y es que cuando lo vi en Tiger hace un par de semanas me vi obligada a comprármelo (y eso que pesa un poquito) y lo estrené con esta quiche de lujo. Estoy deseando estrenar el molde para un bizcocho :)



Ingredientes

1 masa de hojaldre
1/2 bolsa de espinacas frescas
Queso de cabra en rulo
Nueces
100 ml de nata para cocinar
1 huevo
sal y pimienta



Elaboración


Cubrimos el molde con la base de hojaldre. Como normalmente la base será más grande que el molde, lo recortamos y con lo que  sobre nos hacemos unos grissinis de hojaldre.

En agua hirviendo, echamos las espinacas frescas hasta que se aflojen. Tenemos que estar atentos porque no necesitan mucho tiempo. Las escurrimos bien para que la quiche no nos quede líquida.

Disponemos las espinacas en la base de la quiche, salpimentamos. Cubrimos con las nueces. Batimos un huevo y lo mezclamos con la nata. Echamos esta mezcla sobre las nueces y cubrimos todo con rodajas de queso de cabra hasta cubrir toda la superficie.

Horneamos a 180ºC durante unos 30 minutos.

¡Probadla y me contáis! Os encantará.

PS. Witos, esto es perfecto para una comida o una cenita :)

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Galletas de nata

Con la llegada del frío, del otoño y de la lluvia nada mejor que unas galletitas caseras para amenizar las largas tardes de lluvia y oscuridad. Y nada más básico que unas galletas de nata que gustan a todos. La receta la he sacado de blog Kanela y limón, que como ya sabéis ¡me encanta! En cuanto a meriendas se refiere tengo épocas: unas veces sólo tomo fruta o yogur, otras soy de chocolate y otras de galletas con té o capuccino. Ahora estoy en plena época galletera, así que pronto pondré más recetitas, entre ellas la de las galletas de pistola, que estoy deseando estrenar.




Ingredientes 


250 ml de nata Central Lechera Asturiana (aún me quedan algunos productos del lote que me mandaron)
300 gr de harina 
140 gr de maizena 
1 pizca de sal 
200 gr de azúcar 
1 huevo 
1 sobre de levadura 






Elaboración


Batimos el huevo y lo mezclamos con la nata. En un bol, unimos todos los ingredientes secos, hacemos un hueco en el centro y vamos añadiendo poco a poco la mezcla del huevo y la nata. Mezclamos todo bien y amasamos. 


Separamos parte de la masa y hacemos tiras con ella. La aplastamos con los dedos o con un tenedor. Con un cuchillo bien afilado, cortamos las galletas y las ponemos en la bandeja de horno. Horneamos 170ºC durante unos 20 minutos, hasta que veamos que las galletas se doran. 


Quedan tal y como nos explica Cristina, crujientes por fuera y blandas por dentro. A mí me han encantado. Eso sí, mucho mejor si no las mojamos en la leche.