miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cookies con pepitas de chocolate blanco

En unas horas estaré cogiendo mi vuelo para Londres y estas galletitas se vienen conmigo, solo unas poquitas para el desayuno del jueves, que luego ya vendrán los cupcakes de la Primrose Bakery y de la Hummingbird Bakery. Muero de ganas de visitar Londres en Navidad...

Desde que compré las pepitas de chocolate blanco en The taste of America tenía en mente unas cookies de chocolate blanco, así que hoy que tenía algo de tiempo me he puesto manos a la obra. Son muy rapiditas de hacer y muy fáciles. Aunque visualmente han quedado un poco raras, su sabor es delicioso y adictivo. Estoy segura de que os encantarán.




Ingredientes
250 gr de harina
1 cucharada de levadura
120 gr de pepitas de chocolate
100 gr de nueces
125 gr de mantequilla La Asturiana sin sal
160 gr de azúcar
60 gr de leche
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal


Elaboración

La mantequilla y el huevo deben estar a temperatura ambiente, para ello hay que sacarlos del frigorífico unas dos o tres horas antes.

En primer lugar, mezclamos la mantequilla con el azúcar. A continuación añadimos la leche y el huevo, mezclamos bien.

En otro recipiente mezclamos el resto de los ingredientes, es decir, la harina, la levadura, la sal, las pepitas de chocolate blanco y las nueces.

Unimos ambas mezclas con ayuda de la paleta y dejamos reposar. Mientras tanto precalentamos el horno a 190ºC.

En una bandeja de horno ponemos papel vegetal. Sobre el papel vegetal con ayuda de una cuchara (si es de helado mejor) vamos depositando pequeños montoncitos de masa sobre la bandeja. Aplanamos con la cuchara y horneamos durante unos 9 minutos. Sacamos la bandeja de horno y dejamos que se endurezcan unos 5 minutos. Entonces, ponemos las galletas sobre la rejilla y dejamos enfriar.




Esta receta ha sido inspirado por el Monstruo de las Galletas

2 comentarios:

Carolina dijo...

Estupendas las galletitas.
Buen viaje
Besitos

Dolores dijo...

Aunque tu dices que su visión es rara,la verdad es que yo te dejaría la lata bacía jajaja